ASUS recomienda Windows 10 Pro para empresa

Biblioteca

Las bibliotecas no han tardado en apostar por el potencial ahorro de tiempo y dinero que ofrece la tecnología. No solo han conseguido reducir las horas de trabajo que supone archivar las fichas y el espacio necesario para hacerlo, sino que, además, gestionar las consultas y reservas por Internet permite a profesores y alumnos ser más rápidos al comprobar los datos de publicación de un libro, localizarlo físicamente y ver si está prestado o no. Y, para simplificar aún más el proceso, varias bibliotecas incluso han instalado sistemas de autoservicio de préstamo y devolución.


Las bibliotecas quieren crear un entorno de lectura agradable. Los ordenadores y monitores de montaje en pared pueden contribuir a reducir el desorden, además de aumentar la seguridad del equipo y facilitar su gestión.

Las redes inalámbricas sin zonas muertas son esenciales para cualquier biblioteca en la actualidad. Utilizando equipo inalámbrico de gran cobertura, capaz de establecer comunicación entre salas y plantas, se reduce el número de cables de red necesarios. Si la red inalámbrica es fiable, los visitantes podrán utilizar sus propios dispositivos inteligentes o portátiles para acceder a los servicios en línea de la biblioteca en todo momento.

Productos recomendados

Soluciones